Hola a todas.

En esta ocasión, este espacio va dedicado a vosotras.  Novias que habéis  decidido dar el “Sí quiero” en pleno verano.  Aunque para vosotros también os podemos dar algunos consejos.

Como ya es sabido por todos, existe un maquillaje de invierno y otro de verano.   Aunque la tendencia en las bodas es marcar con un maquillaje neutro que sirva para estaciones intermedias como primavera y otoño.

Teniendo  en cuenta la zona y la época en la que vais a celebrar vuestro enlace, es importante decantarse por un maquillaje u otro.

Es obvio pensar que no existe un maquillaje perfecto para todas las novias, pero es importante saber que cada novia debe llevar “su maquillaje perfecto”. No sólo debe ser el que os siente bien, sino el mejor, dentro de las posibilidades de cada una.  Hemos tenido casos donde el maquillaje, no sólo era de mala calidad, sino que ha llegado a provocar alergias el mismo día de la boda.   Eso no debéis permitirlo nunca.

-Es  importante una prueba de maquillaje aunque los profesionales sean de confianza? -Hace falta responder a esa pregunta? Siempre que sea posible, es necesario una prueba para que el resultado final sea el esperado.    Casos donde la novia no se reconocía en las fotos hemos tenido varios, y creedme que no es agradable ver a una novia llorar porque el profesional no ha sabido dar con lo que ella le hacía sentir cómoda y se sintiera identificada.   Y no me sirven las prisas. Debemos saber los horarios con antelación para evitar sorpresas de este tipo.

Lo más importante, llegados a este punto, es saber el tipo de piel que tenemos.  Porque cada pues es diferente, cada maquillaje debe ser diferente.

Cómo queremos que sea nuestra mirada? Cada día se usan maquillajes en función, incluso, del estado de ánimo, os habéis dado cuenta? Hoy me siento hinchada, o no he dormido bien, ayer trabajé hasta tarde….. Y al día siguiente igual.   Así un día tras otro.   Pero, el día de la boda queremos estar así, o queremos tener una piel reluciente, descansada y brillante?

Chicas, vámonos a un centro de belleza y hagámonos una limpieza de cutis a fondo.   Eso sí, con tiempo suficiente para que no se noten la rojeces en la boda.

Un maquillaje natural, una sombra de ojos que permita una mirada bonita, un polvo con tonos naturales y un fijador (tipo laca) que haga que el maquillaje no se caiga pueden ser algunos de nuestros consejos. Es obvio pensar que la persona que maquilla no tiene por qué ser la misma que os haga el peinado, aunque si es la misma, perfecto. Un equipo es lo ideal.

Es cierto que luego nosotros podemos hacer magia con Photoshop, pero no es esa la idea.  Luego vemos fotos de familiares y tenemos otra impresión.   Es normal.

Si la elección del fotografo es importante tanto como el vestido, la elección de nuestro profesional del maquillaje también debe llevar su tiempo.   Para algunas cosas debemos decidirnos con tiempo suficiente, pero para cosas como el maquillaje podemos decidirlo con  un poco más de tiempo, por lo tanto, vamos a elegir a quien más te convenza.

Hemos tenido a novias que ellas mismas se maquillaron para ese día y, creedme, el resultado ha sido espectacular.

Así que, si sabes lo que te conviene y lo tienes claro, no lo dudes, contrato al canto para que no falle nada y a disfrutar también de tu maquillaje en tu boda. No te arrepentirás.

Y ya sabéis:

Si el amor no es locura, no es amor.

Maquillaje boda